Saltear al contenido principal
Miedo: 5 Señales Para Detectarlo En Nuestras Vidas

Miedo: 5 señales para detectarlo en nuestras vidas

La gestión del miedo es fundamental para salir del congelamiento al que, a veces, nos somete esta emoción básica. Un impulso de repliegue que a menudo pensamos que es negativo, pero que ha sido una herramienta muy útil para la supervivencia y la evolución del ser humano.

Ahora bien, de él dependen la mayoría de nuestras reacciones y los resultados que de ellas obtenemos en nuestro día a día. Por tanto, hay momentos en los que el miedo puede paralizarnos e impedir que alcancemos el éxito profesional o en cualquier otra faceta de nuestras vidas.

Cómo saber si el miedo domina nuestra vida

Un equipo de investigadores de la Universidad de Columbia, en Nueva York, publicó un estudio que demostraba que hay miedos que llevamos grabados en nuestro ADN. Concretamente, revelaba que la fobia a las serpientes y a las arañas fue tan pronunciada en las primeras etapas de la evolución del hombre que quedó reflejada en nuestro código genético, donde permanece aún en nuestros días.

No obstante, hay diversos miedos que se instalan en nuestra conciencia como consecuencia de experiencias personales traumáticas y otros factores. A continuación, pasaremos a desarrollar una lista con cinco señales que nos alertarán de que esta emoción se ha apoderado de nuestra voluntad y nos impide seguir adelante.

  1. Nos sentimos incapaces de tomar decisiones y asumir riesgos. Si la existencia nos plantea retos y dilemas y no tenemos fuerza para asumirlos y afrontarlos, tal vez se deba a que el temor al fracaso o a lo desconocido nos esté paralizando.
  2. Postergamos tareas o decisiones importantes. Una muestra inequívoca de que esta emoción nos tiene absolutamente bloqueados y anulados. Dejamos para después lo importante porque nos aterra pasar a la acción.
  3. Sentimos la necesidad de controlar todo a nuestro alrededor. Se debe a que la inseguridad se ha apoderado de nosotros. La vida trae siempre imprevistos, hay factores que se escapan a nuestra voluntad y debemos afrontar sus consecuencias.
  4. No nos atrevemos a expresar lo que pensamos o sentimos. El miedo al rechazo de los demás suele hacer que nos cohibamos. Si hemos llegado a este punto, será señal de que la emoción nos tiene dominados.
  5. Deseamos que todo sea perfecto. Cuando el miedo a cualquier error nos aterra, aparece la ansiedad y nos volvemos intolerantes. No queremos aceptar que somos vulnerables.

La gestión del miedo

La inteligencia emocional es la capacidad que tenemos de utilizar la razón para aprender a reconocer qué es lo que sentimos y de qué manera nos afecta. Es algo que podemos trabajar para vencer nuestros fantasmas y que no nos paralicen.

Sin duda, entender en profundidad qué es el miedo, cuál es su origen y por qué lo sentimos nos ayudará a superar esta emoción y cambiar de raíz nuestra vida. A través de sesiones de coaching, terapias trazadas por profesionales y otros ejercicios, podremos lograrlo.

Carles Roger es un profesional experimentado en talleres de formación, sesiones grupales y terapias de acompañamiento. ¿Necesitas dominar la gestión del miedo? Consulta la web y reserva tu primera sesión gratuita. ¡No te arrepentirás!

Volver arriba
Abrir chat